Swami Satyananda Giri

Manmohan (Swami Satyananda) les nació a Mohini Mohan Majumdar y Tarabasini Devi el 17 de noviembre de 1896, en la casa de su tío materno en Bikrampur (Bangladesh).

 

Fue un filósofo, cantante, compositor, poeta, trabajador social y, por sobre todo, un talentoso discípulo y maestro verdaderamente divino en el linaje del Kriya Yoga.

 

Un indicio de su impecable amor por la humanidad, sin distinción de clase, casta o religión, era evidente a la temprana edad de seis o siete años cuando se burló de la arraigada tradición de la intocabilidad en una ocasión social en presencia de sus familiares y amigos.

 

A la edad de diez años, su búsqueda de la liberación estaba extremamente arraigada, fortaleciendo su ardiente búsqueda por la independencia de la India, así como por la liberación definitiva de la humanidad de los grilletes de los sufrimientos terrenales, el cautiverio y la conciencia corporal.  

El primer encuentro de Swami Satyananda con su amigo de la infancia y guía, Mukunda (Paramahamsa Yogananda), tuvo lugar en la entrada de la Escuela de Mudos y Sordos en Kolkata, cuando Mukunda buscaba tomar prestada una bomba para inflar un balón de fútbol para su equipo.

 

La intimidad entre ellos creció intensamente, ya que ambos se apresuraban rápidamente hacia la realización de la Verdad. Prometiendo mantener el celibato durante toda sus vidas, pasaban su tiempo meditando en reclusión en una variedad de lugares santos y templos.

 

Incluso por la noche estos dos jóvenes permanecían completamente dedicados, a diferencia de los otros que pasaban su tiempo en juerga salvaje y algarabía. 

Manmohan visitaba lugares santos, personas espirituales y santos con Mukunda. Hamsa Swami Kevalananda, el gran tutor  de Sánscrito de Mukunda, quien le enseñó los fundamentos de Kriya Yoga, sentó las bases para su vida espiritual.

 

El estilo de vida simple, austero y espartano y la profunda experiencia espiritual de Kevalanandaji tuvieron un gran impacto en la vida de Manmohan. Su largamente acariciado sueño se cumplió durante sus años de colegio cuando conoció a su destinado gurú, Swami Shriyukteshwar, y fue iniciado en Kriya Yoga.

 

El profundo conocimiento de su gurú, la profunda interpretación metafórica de las escrituras, la insondable experiencia divina en Kriya Yoga, y el conocimiento de la astronomía y la astrología jugaron un importante papel en hacer de él un discípulo dedicado y apasionado.

 

Cuatro años después de que Mukunda se convirtiera en un sannyasi conocido como Swami Yogananda, Manmohan se graduó de la universidad con una licenciatura (Honores) en Filosofía. En 1919, bajo la dirección de su gurú, fue iniciado en la orden monástica y se volvió conocido como Swami Satyananda Giri. 

Inspirado y guiado por Paramahamsa Yogananda, la vida espiritual de Swami Satyananda fue creciendo en intensidad cuando se convirtió en monje.

 

Pasaba la mayor parte de su tiempo y energía meditando y organizando la escuela-ashram residencial fundada por Paramahansa Yogananda en Ranchi, junto con su compañero de escuela convertido en sannyasi, Swami Dhirananda.

 

El carácter ilustre, honestidad y pureza de Swami Satyananda, su estilo de vida ejemplar, amor desinteresado, y cuidado hacia sus discípulos y estudiantes, inspiraron a Mahatma Gandhi a visitar el ashram de Ranchi, tras lo cual elogió al ashram e invitó a Swami Satyananda a visitar su propio ashram de Sabarmati. 
 

Cuando visitó el ashram de Mahatma Gandhi, se le concedió una gran recepción y cordial bienvenida, y le solicitaron permanecer en el ashram durante varios días. Swami Satyananda sentó las bases para la iniciación en Kriya Yoga de Mahatma Gandhi y sus discípulos por Paramahamsa Yogananda, quien regresó a la India en 1935.

 

Su amor por la madre India y su anhelo de dedicar su vida a la liberación de la gente de la India se manifestaron cuando declinó tristemente la oferta de su amigo del alma y guía Paramahamsa Yogananda de venir a los Estados Unidos para ayudar en su misión divina. 

Siguiendo el llamado de su querido Gurudev Swami Shriyukteshwar, fue al Karar Ashram de Puri para conducir su vida bajo la guía espiritual de su Gurudev. Posteriormente fue instalado como el swami del ashram.

 

Luego del mahasamadhi de su Gurudev el 9 de marzo de 1936, y pocos meses después del regreso de Paramahamsa Yogananda a América, Swami Satyananda inició a Rabinarayan Brahmachari (Paramahamsa Hariharananda) en kriyas superiores.

 

Dejando el trabajo y manejo del Ashram de Puri a Rabinarayan Brahmachari, aceptó la vida de un monje errante, predicando y enseñando el Kriya Yoga por toda la India.

 

Su encuentro en el sur de la India con Ramana Maharshi, un luminoso santo conocido por su profunda experiencia espiritual, se convirtió en un amor intenso y único. Ramana Maharshi estaba impresionado por la personalidad cautivadora de Satyanandaji y presionó a Satyananda para que se estableciera de forma permanente en su ashram.   
 

La tragedia golpeó en 1944, cuando la terrible hambruna en Bengala volcó el derretido corazón de Satyanandaji hacia los pobres y hambrientos.

 

Su lema era:
"Servicio con amor y meditación para todos".

 

Como muestra de su amor por la sociedad oprimida y marginada, estableció Sevayatan Satsang Mission en Jhadagram, una región subdesarrollada en el distrito Mednipur de Bengala Occidental, donde pasó la última parte de su vida desde 1944 hasta 1971, transformando las vidas de millones de personas.

 

Luego del mahasamadhi de Paramahamsa Yogananda en 1952 y hasta el final de su vida, siguió siendo el presidente del Karar Ashram de Puri.

 

Con una vida enriquecida con la experiencia espiritual, dedicado a la causa de la humanidad, y exponiendo el mensaje del Kriya Yoga, dejó finalmente su cuerpo mortal el 2 de agosto de 1971, en su Sevayatan Satsang Mission. 

Informarme sobre próximos programas