Citas de Paramahamsa Hariharananda

El nacimiento humano es una rara oportunidad. Puede ser utilizado para alcanzar la realización del Espíritu Inmortal y de esa manera trascender las limitaciones de tiempo y espacio.
 

La vida en esta Tierra, en este cuerpo, es solo una preparación, un paso hacia la vida superior.
 

Uno debe buscar a un verdadero gurú si hay un deseo genuino de progreso espiritual. Claro está que un yogui avanzado en la práctica espiritual también puede guiar a un aspirante, pero solo un maestro realizado puede llevarlo a la meta. 
 

Si una persona busca sinceramente la iluminación, Dios hace que encuentre a un verdadero gurú.
 

Un verdadero gurú es una persona designada por Dios a través de la cual Dios enseña a los devotos a experimentar su verdadero Ser. 
 

No es a través del estudio de las Escrituras, sino a través de la práctica espiritual bajo la guía del gurú como uno alcanza la realización del Ser.
 

Si en tu búsqueda del verdadero gozo o completa satisfacción, encuentras un guía o gurú, sientes una pequeña alegría. Pero cuando te sintonizas con las enseñanzas del gurú y te sientas a practicar y experimentar las enseñanzas, entonces tu verdadero amor y gozo se manifestarán.
 

El aspirante que busca conocer a Dios debe primero elevarse por encima de la conciencia del cuerpo y la existencia material. 
 

Así como necesitas alimento para el cuerpo, así también necesitas alimento para la mente, como también para el Alma. Alimento para la mente es pensamiento correcto, buen ambiente, buena compañía. Alimento para el Alma es la oración, la meditación y las prácticas espirituales.
 

Así como un hombre puede cruzar grandes distancias en avión en cortos periodos de tiempo, así Kriya Yoga puede brindar súper-divinas sensaciones en un periodo relativamente corto, si la técnica es practicada regular y sinceramente de la forma enseñada por el gurú.
 

En el primer Kriya, al activar el proceso de realización de Dios en la columna vertebral, puedes convertir tu mente ordinaria en conciencia superior y experimentar las tres cualidades divinas de luz interior, sonido y gozosa vibración.
 

Cuando tu mente, intelecto, pensamiento y ego están calmados, entonces puedes oír el sonido divino, el habla invisible de Dios. A través de la práctica, puedes oír este sonido continuamente. 
 

Para lograr la liberación deberás observar la luz, el sonido y la vibración todo el tiempo.
 

Cuando estás meditando, experimentas calma, paz y gozo. Intenta mantener eso en tu vida diaria. No olvides el tesoro de paz, el tesoro de calma, en tu vida diaria. 
 

A través de la práctica sincera y regular, uno puede controlar sus emociones y tendencias negativas, y transformarlas en amor y compasión.
 

Yo aliento a los estudiantes a que practiquen todos los días, aún si es solamente por cinco minutos. También aliento a los estudiantes a que practiquen Kriya Yoga día y noche. Practicar Kriya Yoga día y noche es muy sencillo y fácil: observa tu respiración continuamente. Toda tarea que estés haciendo está en segundo plano; la respiración está saliendo y entrando, así que sé consciente de tu propia respiración y no la olvides. Esto es esencial. 
 

La mente es el Señor de los sentidos pero la respiración gobierna la mente, entonces, el control de la respiración te llevará al control de la mente y la liberación.
 

En cada respiración, estar conciente de nuestra Alma es Kriya Yoga. Durante todo el día y noche deberías observar.
 

Si deseas estar en paz, dicha y gozo, si deseas eliminar tu frustración y problemas, preocupaciones y ansiedades, debes observar el Alma constantemente.
 

Permanece en tu familia, cumple tus tareas diarias, pero practica Kriya Yoga todos los días. Alcanzarás el equilibrio de la mente, paz en la familia, y verdadera amistad.
 

Si realmente meditas, sentirás la existencia del Señor, Dios en todas partes.
 

Si deseas realizarte no necesitas renunciar a nada; solo debes percibir el alma en todo.
 

Si mientras trabajas sientes que el trabajo es adoración y que el mundo material es la presencia divina de Dios obtendrás la liberación.
 

Siente a tu esposa o esposo como el poder de Dios. Si el Dios viviente no respirara dentro de ti, entonces no habría esposa ni esposo y no habría gozo sexual.
 

Cualquier gozo que obtengas, ofrécelo a Dios y agradécele. Esto es Kriya Yoga en la vida práctica. 

Informarme sobre próximos programas