GOTAS DE NÉCTAR por Paramahamsa Hariharananda - parte 2




Dios, o el Sí mismo, no puede ser conocido a través de los sentidos. Siempre estamos absortos en el mundo material con nuestros cinco órganos de los sentidos y lo estamos olvidando.


¿Quién te está permitiendo pensar? Es la luz de la conciencia que ilumina la mente. La mente no puede pensar en ella porque la gobierna. Gracias a esta luz, la mente puede funcionar.


El yo, el iluminador interno, solo es Brahman.


Dios está en todas partes. La presencia de Dios está tanto en los ojos como en el objeto visto. El vidente y lo visto son Dios.


Toda religión enseña cómo lograr la calma, el objetivo final de todas las religiones. Esta calma es posible cuando uno está completamente unido a Dios.


¿Cómo se puede estar tranquilo? Solo practicando la técnica. Si no aplicas una técnica como el Kriya Yoga o no la practicas, entonces no puedes recuperar la calma.


La calma y la plenitud son una y la misma cosa. Si estás experimentando falta de plenitud, entonces no puedes estar tranquilo.


La incompletud engendra inquietud, mientras que la plenitud es plenitud interior. Debe experimentarse a través de la meditación profunda.


Cuando estés libre de pensar en cosas ordinarias, tu mente estará absorta en Dios, en el estado informe de la divinidad.


El corazón es el lugar de la emoción, el ego y el apego. Tienes que elevarte por encima de todas las propensiones del corazón. Límpialo a fondo, entregándolo a Dios a través de la oración y la meditación regulares, y con un esfuerzo sincero y constante.


¿Quién soy yo? ¿De dónde vengo? ¿Quién es mi padre? ¿Quién es mi madre? Hazte estas preguntas una y otra vez para encontrar la verdad. Verás que este mundo es transitorio, como un sueño.


La realidad está dentro. Un verdadero buscador es aquel que busca encontrar la realidad y la verdad desde adentro. Esos buscadores sinceros son raros.


La gente intenta buscar la felicidad en los objetos sensoriales. Cuando uno está tan absorto en el mundo, no deja tiempo para la auto indagación.


La respiración fluye constantemente y se une con el alma interior. Solo a través de la respiración puedes moverte hacia adentro hacia la presencia divina del alma.


La práctica espiritual debe seguirse constantemente durante un largo período. En los tiempos modernos, la gente es perezosa o está innecesariamente ocupada.


La vida sencilla aporta mucho tiempo a nuestra disposición, que puede utilizarse para la autotransformación.


A veces puede que medites durante unos días o unos meses y luego creas que lo sabes todo, o te sientes frustrado por tu progreso y lo dejas. Para obtener un éxito real, debes esforzarse continuamente.


Dedícate sinceramente a la práctica espiritual. Debes entrar en la vida interior.


Dios habita constantemente en nuestro interior. Búscalo.


Todo lo que surge en la vida es una oportunidad. Dios constantemente te da la oportunidad de conocerte a ti mismo.


Cuando el mango está maduro no es necesario anunciarlo; se puede saber por su olor y su color, y se separa del árbol. Se maduro en tus pensamientos y emociones. Crece interiormente en amor y devoción.


Quien percibe que Dios habita en todo ser humano, en todo, se vuelve humilde.


Cuando vas a la estación de servicio a buscar combustible, solo toma unos minutos llenar el tanque y el combustible mantiene el auto en funcionamiento durante bastante tiempo. La meditación debe practicarse de esa manera.


La meditación tiene dos aspectos: uno con los ojos cerrados, experimentando el océano infinito de calma y paz, y el otro con los ojos abiertos, para sentir esa calma en todas partes.


Recargas tu cuerpo y tu mente con la oración y la meditación. Todas tus acciones en este mundo deben realizarse con esa conciencia interior.


Meditar por un período corto es como obtener combustible para mantener el cuerpo y la mente funcionando durante todo el día, tanto en el bien como en el mal, el placer y el dolor.


Debes realizar una introspección para encontrar tus propias fallas y corregirlas. Indagar dentro. ¿Dónde estás? ¿Estás en la conciencia del alma o te has desviado de eso?


En toda actividad, busca a Dios y dale gracias. El recuerdo constante te liberará de las emociones negativas. Tus emociones se convertirán en devoción.


Cultiva la pureza y el amor en cada respiración.


Observa. Permanece siempre en la cima, con mayor conciencia.


Observa siempre al gurú que reside en tu interior y que te guía e inspira constantemente.


Si permaneces alerta, obtendrás una liberación constante. La conciencia continua es el estado de liberación constante.


Fija tu atención en la pituitaria o en la fontanela, de donde el poder de Dios está respirando. Se testigo silencioso del soplo de Dios.


No pierdas tu tiempo con asuntos triviales. Se sincero y serio en tu práctica, practica con amor y encuentra la transformación interior.


La evolución es el símbolo de la vida y hay una evolución visible en el mundo exterior. También debería haber una evolución interior en cada ser humano, de la animalidad a la racionalidad y luego a la divinidad.


¿Cómo aprenderás sobre la divinidad interior? A través del entorno adecuado de familia, amigos, maestro e incluso un buen ambiente.


En una vida mundana, así como en la vida espiritual, necesitas un maestro adecuado, un guía adecuado.


Los malos hábitos que tengas en tu vida son el resultado de malas compañías, y tienes que superarlos con un buen ambiente.


Venimos de Dios, quien es todo bienaventuranza. Todos nos hemos originado a partir de esa dicha. Nacemos con alegría.


Habiendo nacido de la dicha, también estamos evolucionando con ella. Avanzamos hacia él y nos fusionamos con él.


Es el poder de Dios el que obra a través de ti. El Kriya Yoga te enseña a recordar el alma en cada actividad.


La cultura interior es fundamental. Es el camino de la cultura del alma. Disciplina tu vida. Trae más amor y devoción a tu corazón.


Se regular en tu práctica. La moderación es fundamental. Estudia un poco, pero medita más.


Permanece constantemente alerta de que eres el poder de Dios. Siempre eres libre.


La vida es crecer en conocimiento, amor y perfección. Se perfecto mediante un esfuerzo sincero. No descanses hasta que alcances ese estado de perfección.


El día de Navidad, con el más profundo amor a Jesús, digo que es el Hijo de Dios y que es inmortal. Jesús ha dado muchas instrucciones para la realización de Dios. Siéntate tranquilamente y búscalo.


Si tu mente permanece abajo, en los centros inferiores de engaño, ilusión y error, entonces obtendrás esclavitud, y si vienes arriba, a los centros superiores, obtendrás la liberación. Tienes que trabajar y luchar por esto.


Sigue las instrucciones de escrituras auténticas como la Biblia, la Torá, el Corán, los Vedas, los Upanishads, los Yoga Sutra de Patanjali y los Brahmasutra. La verdad te llevará a tu objetivo.


Cualquier libro sagrado que te dé motivación espiritual es bueno, pero uno no debe desarrollar ego ni orgullo por el conocimiento de las Escrituras. El conocimiento teórico no es suficiente en la vida diaria. La experiencia práctica es fundamental.


Mediante la práctica de Kriya Yoga, el amor florece.


Con pureza y amor, tu cuerpo puede convertirse en un reino divino.


Tu cuerpo es un pequeño universo, y Dios reside en ese pequeño universo. Busca ese poder de Dios. Él habita dentro de ti.


Con tu propio cambio interior, puedes cambiar tu actitud para el mundo entero.


Muy pocos, ya sea en virtud de sus propias buenas obras o por la gracia de los maestros realizados, pueden encontrar la fuente de la paz, el amor y la felicidad en su interior.


Aquel que conoce el Ser omnipresente como su propio yo experimentándolo, es diferente de uno sin experiencia directa. La gente generalmente solo habla de ello sin tener ninguna experiencia personal, pero quien tiene experiencia directa no habla mucho.


Este mundo es un patio de recreo. El propósito del juego es la dicha divina.


Estar en el mundo. Aquellos a quienes ves no son diferentes a ti. Todos somos uno, pero desempeñamos papeles diferentes. No olvides que es solo una obra de teatro.