El Propósito Más Elevado de la Memoria


Por Paramahamsa Prajnanananda.



Sabemos que la memoria es un elemento constitutivo de nuestra mente y que es útil

para nuestro diario vivir en este mundo. Sin embargo, esta cumple un propósito aún mayor en nuestra vida espiritual: el de recordar nuestro verdadero Ser interior, el de recordar a Dios. Recitar o cantar el nombre de Dios es una práctica usada por muchos buscadores espirituales para recordarlo a Él. En la práctica de Kriya, los discípulos recuerdan a Dios en cada respiración; de este modo, la evocación es continua.

De la misma manera, también debemos recordar que esta creación es misteriosa y

hermosa y aunque hay aquí muchas cosas que amamos, esta es tan solo una morada temporal que algún día tendremos que dejar. No piense usted que el recordar lo transitorio de esta vida lo pondrá triste o lo hará infeliz. Esto no sucederá si su actitud es correcta. Si usted es espiritual, esto lo inspirará positivamente motivándolo a dar lo que más pueda mientras esté aquí. Quienes hacen un buen trabajo en la tierra serán ascendidos al partir y seguirán haciendo un buen trabajo en un plano superior. Así pues, recuerde a Dios. Recuerde quién es usted realmente. Recuerde que este mundo es una creación hermosa y que nosotros podemos contribuir de manera buena y positiva a ella. Recuerde que el tiempo pasa y que por eso no debemos desperdiciarlo.

Por encima de todo, recuerde su potencial divino, avance con valentía en su vida y olvide todos los recuerdos negativos del pasado.

Repita esta oración desde lo más profundo de su corazón:


“Oh Dios, por tu infinita bondad me trajiste a este mundo. Intentaré vivir una

vida mejor y llevar el bien a todas partes. Adornaré cada día mi rostro con una

sonrisa que sirva como una invitación a mi amistad y mi amor. Me esforzaré

siempre por ser una mejor persona y así inspirar a otros a hacer lo mismo”.


Conozca su Mente – Paramahansa Prajñananda

Informarme sobre próximos programas